Tratamientos postaborto

Cada año se realizan aproximadamente 45 millones de abortos inducidos, de estos por lo menos 19 millones se llevan a cabo en situaciones de riesgo para la salud de la mujer, esto es en circunstancias poco higiénicas, por personal sin capacitación para el aborto seguro o en la clandestinidad de la casa de la mujer que lo realiza sin el conocimiento ni la higiene adecuada. Como consecuencia, casi 70,000 mujeres pierden la vida cada año en defunciones relacionadas con situaciones de embarazo no deseado.

En muchos países, los sistemas de salud han dedicado un gran número de camas en los establecimientos de segundo y tercer nivel para atender a la gran cantidad de mujeres que requieren un tratamiento de emergencia después de un aborto clandestino, ya sea por pastillas para abortar utilizadas por la misma paciente o por métodos quirúrgicos aplicados en clínicas insalubres y de pésima calidad. En África hasta un 50% de las camas del área de ginecología son ocupadas por mujeres que sufrieron complicaciones durante el aborto.

Es muy importante que todas las mujeres del mundo dispongan de un tratamiento cuando padezcan de complicaciones derivadas de un aborto y que además cuenten con un asesoramiento psicosocial después del aborto. Como medida preventiva, lo ideal es brindar una educación sexual adecuada, destacando el uso de los métodos anticonceptivos de planificación familiar sea cual sea la condición jurídica respecto al aborto en el estado o país.

Por otro lado, una atención postaborto adecuada debe reducir la reincidencia al aborto y ayudar a las personas a resolver sus dudas en materia de procreación. En la actualidad, en muchos países se ha reconocido la contribución de estos servicios para salvar la vida de las mujeres, por ejemplo, el misoprostol es un medicamento que se utiliza en la interrupción del embarazo pero también ayuda a detener la hemorragia después del parto y a expulsar fetos en caso de muerte fetal.

Actualmente por lo menos en 40 países han iniciado programas de atención postaborto y de interrupción legal del embarazo. Estos programas han ayudado a reducir las tasas de muerte materna por aborto clandestino, espontáneo o por complicaciones durante el parto. En la mayoría de estos casos se ha utilizado el cytotec (nombre comercial del misoprostol) como fármaco auxiliar y forma parte de los protocolos de atención ginecológica esencial.

La mayoría de los casos de aborto clandestino se trata de adolescentes para quienes el embarazo no deseado aún es una situación de estigma, miedo, vergüenza y desaprobación social. Sin embargo, los servicios de salud se han abierto para que las menores de edad se puedan acercar a solicitar el tratamiento.

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Tratamientos postaborto

  1. aborto dijo:

    yo creo que el tratamiento después de un aborto es tan o más importante que el aborto mismo, mucha gente olvida lo doloroso que es pasar por una experiencia así, ya sea un caso espontáneo o inducido, me parece muy interesante su post y su sitio, felicidades!!

  2. que es la anorexia dijo:

    Un tratamiento post aborto es muy importante para superar física y mentalmente un aborto aunque sinceramente muchas mujeres no lo tienen… de aquí la importancia de no caer en la clandestinidad pues el aborto de por sí es una experiencia dolorosa y cuando no se hace legalmente o en condiciones desagradables los recuerdos y los sentimientos de culpa pueden ser peores.

  3. mifepristona precio dijo:

    Superar un aborto es dificil, es superar la pérdida de un ser amado al que se le amaba aún antes de conocer, yo creo que la terapia psicológica o tanatológica es de gran ayuda para superar el rencor, el miedo, la frustración, la tristeza y tantos otros sentimientos que quedan…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*