¿Qué debo saber después de haber tenido un aborto?

Ya sea después de una interrupción voluntaria o después de un aborto espontáneo, es muy importante seguir varios cuidados básicos para recuperarnos rápidamente; si bien el tiempo de gestación en el que se encontraba es importante, así como el método de interrupción, en un par de días podemos volver a tener una vida normal, siendo quizá la recuperación emocional la que se demore más tiempo, especialmente cuando el embarazo termina de forma involuntaria.

Tras un aborto, es normal tener sentimientos encontrados, que pueden ser de tristeza, desánimo, enojo, arrepentimiento o culpa; algunas mujeres sienten alivio después del procedimiento, aquellas que terminan su embarazo voluntariamente. Sin embargo, aún quienes recurrieron a la interrupción voluntaria pueden experimentar sentimientos de tristeza los primeros días posteriores al aborto.

Es muy importante mantenernos en reposo total al menos dos días completos, ya que el sangrado excesivo puede hacernos sentir débiles y desganadas. Al regresar a casa, no se recomienda conducir, sino ser llevada por una persona de confianza.

Si bien se recomienda el baño diario, no debemos utilizar la tina, duchas vaginales ni utilizar tampones, ya que la vagina se encuentra más abierta de lo normal y puede estar susceptible a adquirir infecciones, que incluso pueden llegar hasta el útero.

Por la misma razón, debemos evitar las relaciones sexuales vaginales durante al menos dos semanas, que es el tiempo aproximado en que dura el sangrado; este tema podemos preguntarlo al ginecólogo, quien puede recomendar más o menos tiempo, dependiendo del método utilizado. Al retomar la vida sexual, es importante hacerlo con cuidado pues el útero se encuentra sensible y podemos sentir mucho dolor.

Los primeros días podemos tomarnos la temperatura cada cierto tiempo para verificar que no exista una infección (la fiebre es el principal signo de que algo se encuentra mal en nuestro sistema inmune); beber mucha agua y llevar una dieta ligera es recomendable para no sentir nauseas ni vómito y también porque el líquido nos ayudará a eliminar la hormona del embarazo de nuestro organismo.

Aunque en general nos sintamos bien, no debemos truncar el tratamiento médico prescrito, ya que podríamos desarrollar un proceso infeccioso o inflamatorio.

Después de un aborto podemos experimentar:

  • Sentimientos encontrados como de tristeza, soledad, depresión o estrés.
  • Calambres y dolores abdominales parecidos a los de la menstruación.
  • Sangrado que dure entre 1 semana y 10 días, pero si es demasiado abundante, tiene la presencia de coágulos o salen deshechos de mal olor, es necesario acudir al médico.
  • Pechos hinchados y adoloridos, sensación que suele desaparecer en un par de días.
  • Cansancio general, desgano, sueño y poco ánimo.

Entre la 4ª y 6ª semana después del aborto y con un ciclo menstrual normal, la fertilidad regresa a la normalidad, por lo que se podría dar un embarazo nuevamente; sin embargo se recomienda esperar unos 6 meses para que el útero se recupere completamente.

Esta entrada fue publicada en postaborto. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Qué debo saber después de haber tenido un aborto?

  1. Verónica Caballero dijo:

    Hace casi 5 semanas me realizaron un legrado por succión. Ya no tengo los sintomas del embarazo, como pechos hinchados y nauseas. Sin embargo no me ha llegado la regla. Tenía casi 5 semanas de gestación. Es probable que el legrado no haya sido exitoso?
    Espero su respuesta, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*