A 10 años de la despenalización del aborto se han realizado 170 mil interrupciones

El 7 de abril de 2017 se conmemoran los 10 años de la despenalización del aborto en la Ciudad de México, en la que se brinda un servicio seguro y de calidad para las mujeres que requieren una interrupción de su embarazo.

A pesar de los frecuentes ataques de los grupos antiabortos, en la Ciudad de México se siguen brindando los medios de forma legal para que las mujeres puedan decidir sobre sus cuerpos; los reportes indican que a 10 años de la legalización del aborto, conocido como ILE, se han realizado 174.113 abortos legales a mujeres capitalinas y del interior de la república.

Sin embargo, para las mujeres de provincia puede ser una odisea someterse a una ILE, la cual es legal hasta las 12 semanas de gestación; fuera de la Ciudad de México, el aborto es un delito, aún a solo unos kilómetros de distancia, por lo que es necesario para las mujeres del interior de la república viajar a la capital para una ILE; lo que encuentran: centros de salud públicos con salas de espera repletas de adolescentes (en su mayoría), muchas acompañadas de sus padres y novios, esperando su turno para la interrupción.

Te puede interesar: Argumentos a favor del aborto legal

El método utilizado con mayor frecuencia para la ILE es la aspiración uterina, que garantiza el vaciado del contenido del útero en su totalidad, lo que se recomienda especialmente a las foráneas que no pueden regresar tan fácilmente a una consulta de seguimiento. El aborto con pastillas también es una alternativa frecuente, que de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, se utiliza en un 86% de los casos.

En el resto de la república el único motivo de aborto legal es la violación, en cada Estado la ley contempla algunos supuestos, entre los que se encuentran que la vida de la madre esté en riesgo, que el feto tenga malformaciones o que se produzca un aborto espontáneo.

Los datos de la Secretaría de Salud Pública de la Ciudad de México indican que en la última década 174.113 mujeres interrumpieron su embarazo en la Ciudad de México, en hospitales y centros de salud públicos, sin embargo estos datos no incluyen a las mujeres que acuden a las clínicas privadas que se encuentran en la ciudad y que son una alternativa para las mujeres que no quieren esperar ni visitar las clínicas del sector público de salud. La clínica particular Marie Stopes reveló que ha realizado en los últimos ocho años más de 130.000 intervenciones.

50.185 mujeres, es decir el 28,8% de las que visitaron las clínicas del sector público, procedían del Estado de México, próximo a la capital, seguido de estados como Puebla, Hidalgo, Morelos, Jalisco, Querétaro, Michoacán, Veracruz y Guanajuato.

Los programas de acompañantes como la asociación Fondo María indican que las que mujeres que abortan voluntariamente son conscientes de lo que hacen y sienten que se quitan un peso de encima, por lo que no experimentan el llamado síndrome post aborto.

La mayoría de mujeres que deciden interrumpir su embarazo tiene entre 18 y 24 años, es soltera, ha estudiado hasta la preparatoria y carecen o tienen ingresos limitados. La interrupción del embarazo puede ser gratis en los centros públicos o tener un costo relativamente bajo, que en algunos casos en es sufragado por asociaciones proabortistas.

Según datos de la secretaría de Salud de la Ciudad de México, el 98% de las mujeres que abortan en una clínica pública salen con un método anticonceptivo permanente como el DIU –dispositivo intrauterino– y el implante subdérmico –tratamiento hormonal–.

Esta entrada fue publicada en noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*